Entradas

Mostrando entradas de enero, 2012

Pereza

Ayer tendría que haber ido al SkeptiCamp Madrid 2012 pero como siempre me pudo la pereza y en casita me quedé. Me llegaron muchas noticias por el Twitter de que estuvo fenomenal. Había pensado participar con una dinámica sobre el miedo escénico.
Está visto que no hacía falta porque sobraron participantes. 

Desahogo

Este es mi sitio para decir lo que quiero y que no lo lea nadie. Pero entonces ¿para qué publico? Nunca lo sabré. Soy así de rara.
A veces releo lo escrito y lo oculto, aunque ya haya habido lectores y comentarios, creo que no está bien porque así en cierto modo censuro a otros.
Bueno, esas son cosas del pasado, el más lejano además, de hace bastantes años. Empecé aquí en el 2004, en agosto hará 8 años, es mucho tiempo, por eso lo he ido dejando, lo he ido cogiendo, he actuado igual que siempre, a bandazos, en un sube y baja continuo.
Espero que se acabe pronto porque si dejo de escribir será buena señal para mí, mi ánimo se habrá levantado y no necesitaré más esta escapatoria absurda.


Series

Cuando empieza una nueva temporada siempre veo el primer capítulo. Por ejemplo, el de Bones, me había perdido las últimas entregas ya que de pronto ella está embarazada y vive con él. 
He perdido el interés. Casi todas las series acaban convirtiéndose en novelitas, en telenovelas, en vez de ser teleseries.
Eso no pasaba antes, con Doctor en Alaska, Frasier o Seinfeld. Puedes verlas todas las veces que quieras, por el capítulo que quieras, no pasa nada.
Todos sabemos como van a acabar las telenovelas y eso es lo que más me disgusta porque yo no quiero saber nada, yo quiero sorprenderme siempre.
Me cuesta mucho darle una oportunidad a una nueva serie. Ahora que tengo el grabador del Canal+ puedo hacerlo pero si descontamos las violentas, las de héroes, las de fantasía y las graciosas que no lo son, me quedo con las de siempre.
Por eso le puse este título al blog en este momento es lo que mejor me define.

Pobreza, tristeza, riqueza

Teníamos la teoría de que solo se escribe en los blogs personales cuando se están pasando malos momentos, pues bien, una vez mas estoy aquí de vuelta.
No me pasa nada real, solo estoy triste y no tengo motivos para ello. Este año que a todo el mundo le ha parecido tan horrible para mi ha sido buenísimo. Y aun así aquí estamos.
Me he gastado 50.000 euros en menos de seis meses, he vuelto a Cuba, me he dado todos los caprichos, pero, como ya sabia, la tristeza ha vuelto.
El 20-N no pude soportar que el PP barriera, porque eso hizo, no gano, que yo ya lo esperaba, sino que me hundió en la miseria.
No, no es eso, no. Recuerdo momentos felices después, ¿Por qué estoy tan triste?