Series

Cuando empieza una nueva temporada siempre veo el primer capítulo. Por ejemplo, el de Bones, me había perdido las últimas entregas ya que de pronto ella está embarazada y vive con él. 

He perdido el interés. Casi todas las series acaban convirtiéndose en novelitas, en telenovelas, en vez de ser teleseries.

Eso no pasaba antes, con Doctor en Alaska, Frasier o Seinfeld. Puedes verlas todas las veces que quieras, por el capítulo que quieras, no pasa nada.

Todos sabemos como van a acabar las telenovelas y eso es lo que más me disgusta porque yo no quiero saber nada, yo quiero sorprenderme siempre.

Me cuesta mucho darle una oportunidad a una nueva serie. Ahora que tengo el grabador del Canal+ puedo hacerlo pero si descontamos las violentas, las de héroes, las de fantasía y las graciosas que no lo son, me quedo con las de siempre.

Por eso le puse este título al blog en este momento es lo que mejor me define.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Viajes

Antiguos ciberamigos

El viernes a Barcelona