Mentiras

Otra vez me he descubierto mintiendo, por una nimiedad, por no decirle al padre de María que se fue este finde pero no me sale bien. Ha quedado la conversación forzada.


No sé mentir ni sabré nunca y lo tengo que hacer, lo llevo mal. No me acuerdo de qué he dicho si no es la verdad. Me lío y si me pillan mintiendo me pongo colorada, no sé salir del paso.

Comentarios

Steloide ha dicho que…
Me parece un virtuoso defecto, odio que me mientan, dime la verdad que más me duela y no me enfadaré tanto. De todas formas no es algo que se deba aprender, yo si quiero miento bastante bien, aprendí de peque ocultando los problemas de casa incluso a la psicóloga. No lo hago, no me merece la pena el esfuerzo.
Pep ha dicho que…
No te apures, tú no necesitas mentir. Se te acepta tal como eres, o se pasa de ti. Y para eso la verdad ya vale.
Dos besos
vitalidad ha dicho que…
Le doy vueltas Steloide porque eso me hace creerme muchas mentiras, el decir siempre la verdad.

Pep sí, muchos pasan de mí, eso es verdad.

Entradas populares de este blog

Viajes

Antiguos ciberamigos

El viernes a Barcelona