EL TÍTULO DEL POST

Muchas veces el título del post me dice de qué va a ir el post. En las jornadas de Presupuesto Cero, como hacer cine sin dinero, a las que asistí en el Festival de Cine hicimos algo parecido. Nadie tenía la idea para un corto pero buscamos un título entre todos, metimos en una bolsa cada uno una palabra y sacamos 5 y las hilamos como pudimos.
El corto que no sé si acabaron haciendo, yo el viernes no pude ir a grabarlo, pero cuyo guión tejimos entre todos tenía por título "Los payasos falangistas buscando un cerebro irresponsable".
Pues así aquí, no sé de qué quiero hablar pero cuando me sale el título ya va todo rodado. Lo cambio a veces porque empiezo a escribir y me disperso y no tiene nada que ver con el título pero me da el arranque.
Corto y pego muchas veces, me parece que queda mejor arriba lo que se me ha ocurrido después, pero claro, pierde muchas veces el sentido.
Cuando lo releo digo: ¿pero de qué vas? ¡no se entiende nada!
Prefiero no retocarlos mucho, si los retoco los estropeo más.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Viajes

Antiguos ciberamigos

El viernes a Barcelona