EL ABURRIMIENTO

Me dice la niña: me aburro. Pues yo tambien. Claro, despues de tantos dias de no parar, el primero que estamos las dos en casa no sabemos que hacer, hasta te hartas de internet, de leer, de todo. Quieres marcha y rock and roll, pero luego te quejas de cansancio y todo se repite.

Y sera por cosas que hacer, tengo miles de pequeñas tareas domesticas que me estan esperando, pero eso no mola. El caso es quejarse.

Quiero quejarme de que no tengo dinero. De que ha vuelto el calor. De que me aburro.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Viajes

Antiguos ciberamigos

El viernes a Barcelona