SENTADO EN UN BANCO ESCRIBIENDO

Fui con la niña a comprar almendras garrapiñadas a las monjas y no pude aparcar, me quede en el coche esperando. En la plaza el Arzobispo Carrillo presidia y a sus pies en un banco un hombre, con el pelo cano, al principio pense esta dibujando algo, pero no, estaba escribiendo, con pluma, vi como la cerraba girando el capuchon. Y me lo imagine escribiendo un blog, cogiendo al pasar retazos de la vida para luego volcarlos aqui en internet. Eso hago yo con frecuencia. Saque el movil para hacerle una foto pero en ese instante aparecio la niña y nos fuimos.

Comentarios

MaRioSe ha dicho que…
No hace falta la fotografía, porque lo dibujaste muy bien, en palabras.
Virginia ha dicho que…
Muchas gracias mariose eso intentaba hacer, pero creo que a veces no tengo palabras suficientes.

Entradas populares de este blog

Viajes

Antiguos ciberamigos

El viernes a Barcelona