Las manos

Esta entrada del blog Epistolario de Haiku me ha hecho pensar en las manos. La verdad es que tendría que copiar el comment que le he hecho y así ya tendría el post escrito pero lo voy a volver a escribir.

Como a él me gusta besar las manos, es muy erótico, normalmente no se me resisten. Para hacer eso tengo que estar enamorada o intentar enamorar. Es algo que puedes hacer en un sitio público y sin embargo está cargado de erotismo. Me encanta ver las reacciones que provoca. También me gusta acariciar los dedos uno a uno, rodearlos siguiendo la forma, besar las yemas de los dedos muy despacio, leer las líneas de las manos.

Tengo unas manos muy especiales, la línea de la vida y la línea de la cabeza no se cortan, según la quiromancia (en la que no creo) significa que no pienso las cosas antes de hacerlas. Es muy difícil encontrar gente que en sus manos no se corten esas dos líneas. Miraros las manos y vereis que se cortan.

Comentarios

Haykus ha dicho que…
Si Vitalidad, con V mayúscula, hay que ser vital para captar la riqueza que da la piel de una manos, lo que se percibe en ellas, en quien se las deja tocar, acariciar; en quien sabe transmitir a través de sus manos todo cuanto siente, aunque el receptor no sepa recibir aquello que se le da, en ocasiones hasta el alma entera. Triste, como tu bien dices, dar y no recibir y casi siempre es quien más recibe quien menos aprecia lo recibido. Sabia Vitalidad, con V mayúscula.
vitalidad ha dicho que…
No soy tan sabia, es que he sufrido mucho.
Haykus ha dicho que…
Perdoname que te contradiga, se puede sufrir y no se sabio. Conozco muchos que sufrieron, siguen sufriendo y siempre serán tontos, no aprenden de lo sucedido. Quien saca lecciones de vida es sabio, creo que tu tienes unas pocas, sobre todo saber mirar las cosas pequeñas, esas que son las componentes de las grandes, creo que sabes usar tus ojos y tu pensamiento para analizar la realidad, eso es ser sabio Vitalidad.

Entradas populares de este blog

Viajes

Antiguos ciberamigos

El viernes a Barcelona