Y ME DIGO YO Y ME PREGUNTO

Como hacía tanto que no escribía en el blog pues ahora ya no entrais y no tengo comentarios. El último comentario me llegó el 21 de febrero, que está muy bien, que llevaba desde el 14 sin postear y seguían llegando comments. Aunque después del 21 sólo me llega spam que borro. ¿Habré perdido a mis lectores? Si no me lee ni mi hija. Esto me recuerda la radio, que hacíamos un programa que no escuchaba ni mi madre. Pues igual.
Sé que Su anda sin su ordenata y la pobre bastante mal lo está pasando, Andrés pensando en irse a Colombia, que no sé qué hará, pero no está para entrar en blogs supongo, Stela también está malita, de hospitales o algo así. Fernando no, ese sé que está al pie del cañón, es el último que comentó y además que le leo y ojo lo que curra. Monocamy entra en tropel, deja un huevo de comentarios seguidos y desaparece en combate, no se le vuelve a ver en semanas, como es él, impredecible.
Estaremos todos como yo. Sería curioso ¿no? Estaremos todos ya tan ocupados, o tan liados, o en nuestras cosas, o con nuestros problemas, o sin ordenador, o qué sé yo, estaremos de pronto todos en la misma situación pero incomunicados y a la vez ¿y no sabremos que los otros están así?
Ha pasado gente nueva por aquí Mikel, Carie Mercier, pero no sé si son lectores habituales, me da que no.

Comentarios

Fernando ha dicho que…
Supongo que cada cual tiene su montón de circunstancias que le condicionan. ¡Son tantas las cosas interesantes que poder hacer y tan poco el tiempo disponible!
Yo a veces también desaparezco durante varios días, y no por gusto.
Virginia ha dicho que…
Buf, yo a veces me aburro, ya ves. Otras se me acumulan las cosas. Me pasa mucho que tengo días en que todo está junto y días sin nada. Que siempre pienso ¡qué bien! lo usaré para descansar, pero si ya estoy con el ritmo cogido no lo hago, sólo me desespero y me aburro.

Cuando un fin de semana lo tengo completamente limpio me empeño en llenarlo de cosas, luego no voy, es sólo para que no se quede así. Otras veces me apetece hacer demasiadas cosas. O me reclaman de muchos sitios y todos a la vez.

Ahora con los estudios la verdad es que mi tiempo se ha reducido muchísimo y echo de menos aquellas horas de ordenador haraganeando, en fin, no hay tiempo para todo.
Anónimo ha dicho que…
Entre que no tengo mi ordenador y que blogger ultimamente no me deja registrarme....grrr, putas contraseñas ¿ehh? de repente un día, dejan de reconocerla y no hay forma de entrar.

¿Mis sueños? escribir una columna en un periódico y que me paguen por ello; vivir feliz junto a Diego, conservar a Medea toda la vida y que mis padres y mi hermana no se mueran nunca. Algo así es mi idea de la felicidad.

Su :-)
Virginia ha dicho que…
Sí, los ordenadores son una cruz, dímelo a mí, me paso el día de pelea con ellos.

¡Qué sueños más bonitos tienes Su! Ojalá se te cumplan y seas muy feliz. Serías una columnista muy buena, estoy segura.

A mí me tendrían segura para comprar el periódico.

Entradas populares de este blog

Viajes

Antiguos ciberamigos

El viernes a Barcelona