VOTO FEMENINO

Ayer fui al Ateneo a un homenaje a Clara Campoamor, hoy salia en el Pais su discurso en las Cortes Generales aquel 30 de septiembre, hace 75 años que se nos concedio el voto. Solo fue por 8 años, Franco nos lo volvio a quitar.

Me emociono el homenaje, vino Maria Telo, una mujer que la conocio y que consiguio anular la licencia marital y todos los recortes de libertades de las mujeres previstos en el código Civil, colocándola en un plano de igualdad legal con el marido, en aquella epoca (1975) en España una mujer, sin el permiso expreso de su marido, no podía trabajar, ni cobrar salario, ni ejercer el comercio, ni ocupar cargos, ni abrir cuentas corrientes, ni sacar el carnet de conducir, ni siquiera poseía personalidad jurídica propia.

Hoy sigue quedando mucho por conseguir, en todos los ordenes de la vida. Creo que es cosa nuestra, de las mujeres, que somos las que colaboramos con la injusticia, las que criamos a los hijos, las que perpetuamos el sistema opresor masculino.

Comentarios

monocamy ha dicho que…
Supongo que uno de los principales problemas que planea la igualdad es que ha de ser inmediata. YA.

Es decir, una adolescente que cumpla 18 años ha de tener los mismos derechos y obligaciones que un adolescente. YA. Sin esperar un minuto más. Y con el refrendo filosófico y ético (amén de jurídico).

Y claro, ese YA es un cambio muy brusco para los que se aferran a la vieja usanza y que sólo toleran los cambios paulatinos. Por eso existe aún ese lamentable desequilibrio entre el desprecio que todavía profesan algunos hacia la mujer... y la realidad jurídica, que no debe consentir un sólo segundo de demora en la equiparación total.

Que se fastidien o revienten. O que se larguen. :D
Virginia ha dicho que…
Me encanta tu comentario porque el otro dia me decian, hay que dar tiempo, pero yo no tengo tiempo, yo tengo una hija de 18 años y ella tiene que tener los mismos derechos ya, no mañana, hoy.

Entradas populares de este blog

Viajes

El viernes a Barcelona

Antiguos ciberamigos