SIN OBLIGACIONES

Tengo la suerte de no tenerlas, sólo tengo las que yo misma me autoimpongo, pero no tengo obligaciones sociales que no me gusten. No voy a comer con la familia política, casi no voy ni con la familia familia, no tengo que aguantar ni cuñadas, ni tias, ni suegras. Mi familia se reduce a mi hija, mi madre y mi hermana. No hay contacto con nadie más, ni tios, ni primos, ni nada.

¿Es una suerte? A veces, depende de con quien te compares. Tengo una amiga que sus obligaciones sociales no la dejan vivir, siempre están de cumpleaños de un sobrino o un cuñado o un primo. Ella me envidia a mí, hoy yo la envidio a ella porque eso supone que ella tiene familia, y yo no, la mia es tan reducida y tiene tan poca gente que me aburro.

Todo esto viene a que por fin hoy ha logrado escaparse y nos vamos a ir juntas al cine. Para ella es poner una pica en Flandes para mí es un plan normal.

Ella es parte de mi familia, aunque no sea legalmente, y yo soy parte de la suya, me tienen adoptada.

Comentarios

Steloide ha dicho que…
Hay una familia que es con la que venimos de fábrica, solemos aprender a vivir con ella. Hay otra familia que nos va rodeando poco a poco son selectos amigos sin los que, realmente, no podrías estar, de los que te adoptan como ésta amiga tuya, yo tengo tres de ésos, y me siento rica por ello.
Virginia ha dicho que…
Yo sólo tengo 2 amigas así, pero las dos están casadas y como yo soy la impar siempre me siento un poco fuera de sitio.
Steloide ha dicho que…
¿Crees que ser par te asegura un sitio? tu lugar está con ellas simplemente porque eres como eres.
Porcierto, no eres impar, eres inimitable ;-)
Virginia ha dicho que…
Tienes razón, cuando he sido par me he alejado aún más de ellas, pero el ser siempre el elemento non no es agradable.

Gracias por lo de inimitable, necesito ánimos.
Steloide ha dicho que…
juer! se me saltan las lágrimas... estoy muy sensiblona hoy, será que la venda nueva aprieta mucho :-)
Virginia ha dicho que…
Que rica eres, no llores, que lloro yo y el blog lleno de lágrimas se nos queda aguado, jajajaj.

Entradas populares de este blog

Viajes

Antiguos ciberamigos

El viernes a Barcelona