Qué malas son

me llega por radio patio que van comentando por ahí en la Uni que estoy fatal por el viaje a Argentina. Sólo he faltado a trabajar un día y ha sido por el trancazo que he tenido, que me quería dar el médico más días de baja y no los he querido coger. Y aún así, da lo mismo. Corre como el viento que estoy deprimida.

No tienen vida y tienen que vivir la mía.

En esta puta ciudad donde nos conocemos todos no puedes decir ni mú, aunque estés tan contento porque te vas de viaje, te lo tienes que callar, pero no aprenderé nunca. Y si al final el viaje se estropea te lo tienes que callar también.

No puedo confiar en nadie.

Comentarios

Enrique Sabaté ha dicho que…
Si me lo permites, conciudadana, te diré que no hay que hacer ni puñetero caso a los comentarios de vecindonas. Nos conocemos todos pero qué más da cada uno somos cada cual. Si te dicen que estás deprimida aprovechate de ello. Que te inviten a cervezas para animarte.

Ánimo.
Virginia ha dicho que…
Esas me invitan a cianuro y se quedan tan frescas. No me fio.

Sé que no tengo que hacer caso pero odio que bailen sobre mi tumba.
alimeda ha dicho que…
Ni caso. Imagina que vidas más pobres que tienen que hacerlo a través de la tuya. Pues si así son felices, déjalas. Muchos ánimos
Virginia ha dicho que…
Gracias alimeda, ya se me ha pasado un poco la mala leche. Efectivamente, la única salida es pasar.
Steloide ha dicho que…
jejejejeje ¿Ves como tienes que enchufarme de compi tuya? así podemos ir cantando por los pasillos nuestras penas ¡igual nos "jubilan" por enfermedad mental!
Virginia ha dicho que…
Yo te enchufo pero dime como, Steloide, que no tengo poder para hacer nada. ¿Te interesa una interinidad o solo ser funcionaria?
Steloide ha dicho que…
a mí me interesa de tó mientras de puntos, si es a tu vera mejor ;-)
Virginia ha dicho que…
Vale, pues te mando una cosa que ha salido si la encuentro.

Entradas populares de este blog

Viajes

Antiguos ciberamigos

El viernes a Barcelona