A contratiempo

Cuando tengo internet no hay nadie conectado. Ahora son las 11:43 de la mañana en La Habana, pero es domingo y mucha gente no tiene internet, solo pueden usarlo de lunes a viernes. Con los españoles me pasa lo mismo, todo el mundo me dice: "conéctate, a ver si te vemos", pero cuando yo puedo... ellos no están.
Mañana por la mañana en la oficina, aunque quiera no podré hablar con nadie porque estaré absolutamente colapsada, en La Habana estarán durmiendo y así. Es el desfase horario.

Cuando tú vas, yo vengo de allí
cuando yo voy, tú todavía estas aquí
y crees que me puedes confundir
¿y de qué vas? mirándome atrás
¡ay, que descaro!, ahora me gustas más
y es que no me vio
porque sé que tú me engañarás



No me gusta Chenoa pero se me viene este estribillo a la cabeza, ¿por qué será?

Comentarios

Steloide ha dicho que…
No seas pedorra! yo a esas horas estaba en mi momento siestazo jejejje
Virginia ha dicho que…
Yo no podía dormir, el bicho quería más y más, como el día anterior estuve a dieta porque pensé que tenía diarrea y no comí nada pues la maté de hambre y no me dejaba dormir la jodía. Estoy como loca por ver los resultados, creo que era la solitaria, qué lógico ¿verdad?
Virginia ha dicho que…
Parece que no es, a saber qué tendré, desde luego no lo voy a averiguar rápido, eso seguro porque todo tarda 10 días.

Entradas populares de este blog

Viajes

Antiguos ciberamigos

El viernes a Barcelona