DESAYUNANDO

Soy una vaga redomada, pero últimamente con el inglés, como me venía de paso, desayunaba los lunes y los miércoles con mis amigas, un día pensé en lo bien que me lo pasaba y que el resto de los días desayunaba en la oficina y luego salía a leer un rato sola. Así que decidí ir todos los días, aunque no tuviera inglés, y eso estoy haciendo. Tengo que recorrer toda la calle mayor, que no es para tanto, lo sé, pero deprisa porque tengo poco tiempo, no es lo mismo cuando vas de paseo. Normalmente la gente desayuna en los bares de la plaza, cerca de donde estamos y no se va a la otra punta como yo. Cada vez me pido más esfuerzos pequeñitos de esos. A este paso no me voy a reconocer. Me voy superando en tonterías de estas.
Solo lo hago porque compensa.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Viajes

Antiguos ciberamigos

El viernes a Barcelona