PONENCIA DE Elfriede Harth

El cuerpo de las mujeres ha sido siempre en todos los sistemas políticos y económicos que conocemos, materia prima para producir y reproducir el bien más precioso de la especie humana que es su propia supervivencia y su propia perpetuación. Ha sido la fuente que provee la fuerza de trabajo necesaria para crear todo lo que la humanidad haya podido considerar como riquezas, y esto antes de que estas riquezas puedan ser acaparadas o repartidas. Los varones también han venido desempeñando un papel indispensable en esta labor, pero una diferencia económica central entre varón y mujer es que la cantidad de tiempo que el varón necesita invertir en desempeñar su papel biológico de reproductor, es sumamente breve, un par de instantes, mientras que la parte que le incumbe a la mujer se extiende al mínimo sobre un perído de nueve meses.
En un mundo en que la única función de los varones y de las mujeres fuese la reproducción, y que un varón fecundara sólo a una mujer por día, un varón necesitaría unas 300 mujeres para optimizar su capacidad reproductiva, mientras que a una mujer le bastaría tener relaciones reproductivas con un hombre cada 300 días para optimizar la suya. En una población de igual número de varones y de mujeres, sobrarían 299 varones por cada mujer. O para formularlo en lenguaje económico: el valor biológico-económico de una mujer sería equivalente al de 299 varones. Al menos en sociedades en que la reproducción biológica de la especie humana se opere según la tradición sexuada/sexual. Pues en el horizonte de una reproducción por clonación el valor biológico del varón llega a cero coma cero.
Esta diferencia en el valor de los dos sexos la han comprendido desde los más remotos tiempos históricos todos los pueblos que se han dedicado a la ganadería o a la cría de animales: se conservan las preciosas hembras que proporcionan leche y crías o huevos y se sacrifican los machos de valor incomparablemente inferior, para proporcionarle carne a la dieta del grupo, conservando únicamente un par de reproductores.

Esto es solo un apunte, si alguien la quiere completa que me la pida.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Viajes

El viernes a Barcelona

Antiguos ciberamigos