ESTABILIDAD EMOCIONAL

He llegado al punto cero, peor no puedo estar. Ni bueno ni malo, ni blanco ni negro, ni chicha ni limoná. Ni estoy contenta ni triste. ¡Qué aburrimiento! Con lo que a mí me gusta dejarme llevar por una buena tormenta emocional, montar un drama, que digo drama, montar una buena tragedia griega, o todo lo contrario estar exultante, dando saltos, cantar a todas horas.
Pues no, ahora no toca eso, ahora toca estabilidad. No se mueve ni una hoja dentro de mí. Y para mí eso es malo, muy muy malo. Prefiero sufrir que la impasibilidad, el no tener nada ni bueno ni malo.
Esto no es vivir, es vegetar, no tener ilusión, tampoco disgustos, no esperar nada, no querer nada, pues no, a mí no me convence.

Comentarios

monocamy ha dicho que…
Tú lo que necesitas es emborracharte y/o fumarte un buen porro.

Y divagar de otro modo..

:O
Virginia ha dicho que…
Anda que no lo llevo dicho yo veces, que me tengo que dar a las drogas, pero no lo hago. Alguna vez lo intento pero no me sale muy bien, necesito que un maestro como tú me de clases.

Entradas populares de este blog

Viajes

El viernes a Barcelona

Antiguos ciberamigos