ME HE PUESTO TRISTE

Porque me ha llamado alguien con tu mismo nombre. Después de un año sin noticias tuyas estaba convencida de que te había superado, y parece ser que no. Me ha entrado la nostalgia, después de tanto tiempo. Parece mentira, no me sé controlar. Yo, la fuerte, la que puede con todo, la que olvida. No te he olvidado, me han dado ganas de llamarte, pero eso sí lo he controlado. No quiero volver a empezar y no lo haré.
Hacía mucho que no pensaba en ti, por eso pensaba que ya eras pasado, que ya no podías hacerme daño. Bueno, tú no has hecho nada, lo hago yo, como siempre. Sólo un nombre, ni siquiera su voz se parecía a la tuya, pero ha bastado.
Y el día no acompaña, porque esta mañana con la lluvia podía haberme puesto así y lo hubiera achacado a eso, pero esta tarde ha salido el sol, no es por el tiempo, soy yo. Sigo esperando que un día me llames y me cuentes que las cosas te han ido mal y que vuelves a mí, o por lo menos, que podemos continuar haciendo el tonto.
Fuimos dos locos tan felices durante un mes, el mes de enero de hace 2 años, ¡cómo pasa el tiempo! O por lo menos yo lo fui. Después todo se pudrió. Y pensaba que por fin lo había enterrado, que ya no volverías a salir a la superficie, que no me dejaría llevar por este sentimiento de abandono y soledad. Como siempre me equivoqué.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Viajes

Antiguos ciberamigos

El viernes a Barcelona