FALTA DE INSPIRACIÓN

Miro a mi alrededor buscando la musa que no viene a visitarme, veo una caja de papel Din-A4, podría contar el rollo de la división del metro cuadrado sobre el A4 pero seguro que os lo sabeis. La cajonera, la silla, la botella del agua, todo eso no es mío, lo miro porque está más allá de mi mesa, por encima de la pantalla del ordenador asoma el perchero y un cachito pequeño del cuadro de la pared. Describir sin más, el armario de cuatro puertas con llave, color gris feo, color gris oficina, como la cajonera. El armario hace juego con el ordenador y la impresora, ese tono gris macilento, que no tiene ninguna gracia, que no queda mal ni bien, que es cómodo, funcional, práctico, ni negro para que se note el polvo ni blanco para que se manche rápido.

Las pilas de papeles que hemos intentado esta mañana ordenar, disminuir, y ha sido inútil, siguen siendo enormes y no bajan, cuanto más lo intentamos más suben. Una tarde aburrida y gris en la oficina.

Comentarios

Susana ha dicho que…
Animo que hoy ya es viernes :-)

¿Sabes algo del examen de redes?Un beso y buen finde
Virginia ha dicho que…
Gracias por recordarmelo, he ido a mirar y he aprobado, bueno me ha aprobado, pero estoy contentísima. Feliz finde a tí también.
Fernando ha dicho que…
La musa sólo viene de visita cuando se está sentado, con el papel y con ganas (o necesidad) de trabajar. Permítaseme la grosería, pero hace poco oí decir a alguien que se escribe con el culo, o sea, con el culo pegado al asiento; si no, ni una letra.
Saludos.
Virginia ha dicho que…
Sí, eso lo sé, sólo si te pilla trabajando sale algo. Las inspiraciones no salen de la nada, salen de currar.

Entradas populares de este blog

Viajes

El viernes a Barcelona

Antiguos ciberamigos