DISFUNCIÓN DEL TIEMPO

Hoy he tenido que confirmar una excursión en piragua para junio, me parece fatal. Hombre... sé las fechas de los exámenes, pero de aquí a entonces puede haber cambios. Todo lo tenemos que reservar con muchísima antelación.
En este mundo de las prisas, del estrés, del todo al momento luego hay que hacer planes a meses cuando no a años vista.
Si quieres ir a comer no encuentras donde a no ser que hayas reservado con tiempo, a veces con mucho, muchísimo tiempo. Para todo, no hay nada inmediato, en la vida real, aquí en internet sí claro, pero sólo lo virtual.
Lo real se demora, se planifica con muchísimo tiempo de adelanto. Me desespero. No sé qué me pasará en junio, ahora puedo decir que sí, pero cuando llegue el día...
No entiendo muy bien esta disfunción que se produce entre la velocidad a la que vamos, puedo ver un video en apenas un segundo, tener información de todo, pero... si quiero algo todo se pospone, todo hay que preveerlo con muchísimo tiempo.
Cuando te quedas embarazada empiezas a buscar la guardería, incluso hay gente que cuando se lo piensa ya está en ello. Si quieres mandar a un campamento a un niño hay que reservar en mayo.
Yo recuerdo cuando iba, que mi madre nos cogía la plaza dos días antes. Ahora hay tortas por todo, como no espabiles te quedas sin plaza.
En el curso de ópera este año no me he podido matricular porque todas las plazas estaban ocupadas, mucho antes de que se acabara el plazo de matrícula, y así con todo.
No entiendo este desfase.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Viajes

El viernes a Barcelona

Antiguos ciberamigos