376 LO QUE YO PONGO

La gente muchas veces me desilusiona, pero no es culpa de la gente, es culpa mía. Yo pongo muchas ilusiones en ellos, me hago castillos en el aire, me imagino cosas que no son reales. Los pongo en un pedestal e inevitablemente se caen. No se caen ellos, los tiro yo, porque ellos no se subieron, los subí yo.

La admiración que he sentido por muchas de mis amigas, el amor incondicional, hace que no vea sus defectos pero los tienen y soy yo la que no quiere verlos. Ahora que no me duele nada lo veo claramente, cuando estoy en plena desilusión todo es dolor y siento que son los demás los que me han fallado, pero no es verdad, me he fallado a mí misma porque no he querido ver la realidad, no he querido enfrentarme a los hechos, los maquillo, prefiero que la realidad se adecue a mi imagen mental.

Eso lo cambiaré en el futuro, aunque últimamente no le doy oportunidades nuevas a los demás, el dolor se me enquista y me da miedo hacer nuevas amistades.

He tenido muy malas experiencias con las compañeras en el trabajo, ahora me retraigo, no me creo nada, voy con pies de plomo. Pagan justos por pecadores, porque ellas son nuevas, no me han hecho nada, pero no me atrevo a hacer nuevas amigas.

Comentarios

fanshawe ha dicho que…
Si funcionas como yo, me temo que eso son palabras que se lleva el viento. Luego hablarás un poquito con alguna nueva, te caerá fenomenal y lo volverás a hacer.

... y bienvenido sea :-)
Virginia ha dicho que…
Jo espero que esta vez no Fanshawe, porque soy una ingenua tremenda, como yo no miento, me creo todo lo que me dicen.
sabbat ha dicho que…
Yo me engaño poco y soy muy abierta. Pero en realidad ni lo soy y la que ofrece una imagen que engaña soy yo. Tal vez me muestro demasiado amable. Pero es que es la verdad. Soy amable hasta que alguien se confunde y pasa la línea. Entonces la gente me tira de un pedestal al que nunca quise subirme. Pero aún así creo que no terminaré nunca por cerrarme. No sé qué gafas hay que ponerse para ver al otro como es. Pero sé que un día yo comencé a confiar en mí y desde ese día no fallo. ¿Por qué tú intuición parece no funcionar? ¿lo sabes?

Hace unos meses te leí hablando de alguna decepción amorosa. Y luego estuve más meses out y volví a leerte ahora. En aquel momento me diste otra impresión, que ahora ya no me das... por si te sirve. Es como si algo hubiera cambiado en ti.
Virginia ha dicho que…
Sí sabbat creo que voy evolucionando, de todo se sale.

También me han subido a pedestales, me han adorado en vez de quererme y no me ha gustado, pero yo tengo la costumbre de hacer lo mismo.
Anónimo ha dicho que…
Hola Virginia,

Yo soy al contrario: Tengo como un sexto sentido para ver de qué va la gente. Les huelo de lejos y ya sé por dónde me van a atacar, cuales son sus defectos y virtudes. Así, la gente no me desilusiona pero tampoco me ilusiona. ¿Por qué, si ya me lo sé todo? Al final descubres que tanta intuición no sirve para nada porque en realidad tampoco tienes amigos.

Prefiero mil veces lo tuyo.
Virginia ha dicho que…
Anonimo, porque no sé quien eres, no creo que lo sepas todo. Yo siempre espero otra historia mejor, sigo yendo al cine por eso, para encontrar algo que no me haya pasado, para vivir otras vidas.
Anónimo ha dicho que…
Hola Virginia,

Supongo que ese "todo" ha sonado demasiado absoluto. Lo que quería decir es que pocas personas me sorprenden, no que lo sepa todo de ellas. No se trata de haber perdido la capacidad de ilusionarme (el cine, por ejemplo, es también un espacio de sueños) sino porque tengo habilidad para saber quien sí y quién no, y raramente pongo a nadie en un pedestal. Tengo otros fallos peores.

Sigue con esto.
Virginia ha dicho que…
Sí hay palabras como todo, nada, nunca, siempre que no deberíamos utilizar porque no suelen ser verdad, jajajaja. Me ha costado hacer una frase sin jamás, nunca y esas palabra.

Gracias por los ánimos, intento no dejar el blog desasistido aunque no es fácil, el tiempo no lo venden en las tiendas y cada día voy más estresada.

Entradas populares de este blog

Viajes

Antiguos ciberamigos

El viernes a Barcelona