MI CASA

Bueno, otra vez, hemos tenido problemas con la dichosa casa. A veces creo que no puede volver a pasar nada más, pero pasa.
Esta vez se cayó el radiador del baño. Después de la inundación, del incendio y de los ataques de los vecinos a los perros ya no estaba preparada para nada más.
Me siento fatal, porque entro en el baño y es bosnia después de la guerra, y sé que no es para tanto, pero me hunde la moral y la verdad no la tengo muy allá.
Con lo bien que me lo había pasado este fin de semana, y encima sin planearlo y la semana ha empezado fatal, que le vamos a hacer.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Viajes

El viernes a Barcelona

Antiguos ciberamigos