EL SÁBADO HACIENDO CINE

Hicimos un corto de risas, pero como en cuanto la cámara estuvo lista ya no se reía nadie se me ocurrió hacer un corto de verdad, con un pequeño guión y que el cámara en vez de enfocar a los actores lo hiciera al público y a sus risas. Funcionó muy bien.
Cogí a dos y les hice representar a Romeo y Julieta, empezamos a mezclar con Don Juan y al final no sé qué salió pero nos reímos muchísimo.
Me lo pasé muy bien y el resto también. Además todo esto sin casi moverse del sitio. Primero Romeo le declaró su amor a Julieta, luego llegó el padre y los pilló, se enfrentó a Romeo y le echó. Se fue a hablar con la madre superiora del convento para echarle la bronca por dejar a su hija tan suelta y Romeo y Julieta aprovecharon para escapar. El padre les persiguió, hubo un duelo a espada, pero como era muy lento sacaron las pistolas y Romeo mató al padre. Fue a ver su amada pero esta le rechazó por haber matado a su padre, él se suicidó, se tomó un veneno.
Subió al cielo pero San Pedro le mandó al infierno y por fin en el infierno le acogieron entre bailes y risas, acabamos todos cantando: no estaba muerto que estaba de parranda.
Luego nos puso el video el cámara y vimos los ataques de risa, como se reían hasta los más serios. No sé qué harán con la cinta. A mí se me ocurrió que sería muy buena idea quitarla el sonido y poner una música muy triste como contraste, pero creo que no están por la labor, quieren recortar todo y que sólo queden las risas.
Fue una experiencia muy interesante porque fui capaz de improvisar un guión en medio minuto y salió medio bien.

Comentarios

Andresito!!! ha dicho que…
oie k tenia el coche?
Virginia ha dicho que…
Aún no lo sé, lo llevo el 26 al taller, ¿no te llegó mi sms?

Entradas populares de este blog

Viajes

El viernes a Barcelona

Antiguos ciberamigos