NAVEGAR

Ayer en clase entendí por fin porque le llamamos así a lo que hacemos en Internet. El profesor todo el rato nos hacía preguntas cuya respuesta era: el puerto. Para salir a la red necesitas un puerto. Si dejas el puerto abierto porque el otro lado ha dejado de comunicarse contigo por ahí te pueden entrar los virus. Vas de puerto en puerto, no navegas a lo loco, bueno cuando te pierdes sí, pero no normalmente. Le pides a un servidor que te dé o correo electrónico, o archivos, o que te abra un navegador de internet y cada vez que tu ordenador pide eso lo hace por un puerto distinto. Tenemos más de 65.000 puertos en nuestro ordenador. Del 0 al 1.024 están reservados para las aplicaciones, por ejemplo el 80 es http, eso que pone en vuestro navegador antes del www. Eso es internet. Pero si queremos un correo smtp sería el 25 o un servidor de archivos ftp sería el 21. Nosotros le abrimos un puerto para su contestación a partir del 1.024 por ejemplo el 1500 para cada uno de nuestros navegadores. Así sabe dónde entregar la información. Si le pedimos dos páginas web a la vez no nos las mezcla, sino que nos las sirve en cada una de las pantallas.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Viajes

Antiguos ciberamigos

El viernes a Barcelona