Y NOS COMIMOS UN JAMÓN

nos juntamos los amigos, nos compramos un jamón y nos lo comimos. ¿Para qué comprar chorraditas? ¿Para qué cocinar? Si es lo que más nos gusta. El miércoles quedamos y entre todos lo partimos. Algunos cortaban el jamón divinamente, tan transparente que se veía Albacete, otros llenaban el plato enseguida, lo cortaban más gordo y parecía un jamón distinto. Algunos hicieron pan con tomate y hasta nuestro cocinero oficial se dedicó a hacer el postre, unos barquillos rellenos de chocolate. También había queso y unos pimientos rellenos de tortilla española, cortados como si fuera sushi. Fue una cita gastronómica de lo más más.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Viajes

El viernes a Barcelona

Antiguos ciberamigos