¿ERES MI AMIGO? ¿ERES MI AMIGA?

Es el título de un post de Julen.

Me ha gustado tanto que le contesto aquí:

Pues no, siento ser tan dura, pero no soy tu amiga.
Para ser mi amigo hacen falta 25 años de antigüedad. Eres como dice Santiago Segura un amiguete. Gente que conoces, que con el paso del tiempo puede que llegaran a ser tus amigos, pero el concepto es demasiado importante para quedar desvirtuado.

Yo me críe en Barcelona, allí solo tenías un amigo o una amiga, más era impensable. Cuando llegué a Madrid me di cuenta de que todas eran amigas, se lo decía a mi madre soprendida, en el colegio dicen: mi amiga tal, mi amiga cual, todas en clase son amigas. No entendía nada, pronto aprendí que no era cierto, que sus amistades no eran tales, que se peleaban entre ellas, no sé, que era una amistad muy genérica.

Siguiendo con mi forma de mi actuar me hice una amiga, una sola, en el colegio.

En el instituto las cosas cambiaron, porque ya no se trataba de una amiga, había que ligar y la cosa estaba difícil con uno solo, había que ir en pandilla. Sin embargo de toda la pandilla yo sólo tenía confianza con un amigo o amiga a la vez.


Ahora con el paso de los años puedo contar a mis amigos con los dedos de una mano y me sobran. Diría que en este momento tengo 2 y se acabó.

Por internet he conocido a mucha gente, mucha gente que está sola, que quiere hacer amigos, creo que no es el método, que la amistad es algo muy difícil, casi tanto como las parejas, y lo mismo que sólo por internet no se puede mantener a una pareja, una amistad tampoco.

Con mis amigas hablo todos los días, casi casi, saben absolutamente todo de mi, por internet no puedes hacer eso si no quieres meterte en un buen lio.

Clasifico a las personas en: amigos, conocidos, amiguetes, compañeros, vecinos y desconocidos.

Mi relación no es la misma con todos, evidentemente. Creo que muchos conocidos o amiguetes con el tiempo podrían llegar a ser amigos, pero eso sí, con 25 años de antigüedad.

Es verdad que conoces más a la gente por aquí que en la vida real, hay gente que mantiene blogs de la que sé muchísimas intimidades, aún así todo puede ser falso, no puedo comprobarlo, pueden mantener un discurso coherente mucho tiempo y que yo me llegue a creer cosas, puedo sentirme muy cerca de determinada gente, pero no son mis amigos.

Serán ciberamigos, una nueva categoría ¿Quieres incluirte en ella Julen? ¿Y vosotros, queréis?

Comentarios

Julen Iturbe-Ormaetxe ha dicho que…
Por supuesto, ciberamigos, ja ja.
Disfruta.
Julen
Virginia ha dicho que…
Intento disfrutar, de momento, simplemente tumbándome en el sofá. Gracias por pasarte por esta casa de tu barrio.
Marialob ha dicho que…
gracias al post de Julen he conocido tu blog y un posible inicio de una ciberamistad, jeje
Saludos
Virginia ha dicho que…
Muchas gracias a Julen y a ti y aquí serás siempre bienvenida.
monocamy ha dicho que…
¿Ciberamiga? sí, hombre. Ya quisieras tú. Para ser ciberamiga mía tienes que tener 25 años de ciberantigüedad.

De momento eres un link que me cae bien.

Toma, por chula.

jAAAAAAAAAAAAAAAA
Virginia ha dicho que…
Perdona bonito, no pretendía ser ciberamiga tuya, con ser ciberenemiga me conformo, jajajaja.
Fernando ha dicho que…
Estoy de acuerdo con tu clasificación de la amistad y con la importancia que posee. Como prueba, me remito aa
una de las primeras entradas de mi blog.
Saludos, Virginia.

Entradas populares de este blog

Viajes

El viernes a Barcelona

Antiguos ciberamigos