HANS KUNG

Por fin puedo volver a leer, mañana es el examen pero hoy ya no estudio, he pillado un libro de Hans Kung, es un gran teólogo, se llama Teología para un nuevo milenio. He aprendido más de Erasmo de Rotterdam leyendolo de lo que aprendí cuando me leí el Elogio de la Locura.

Dicen que es un conferenciante aburrido, hace muy poco vino a Madrid a presentar un libro sobre el Islam pero yo con mi oposición no fui a verle, además, cuando alguien te dice eso, que es bueno escribiendo pero no hablando se te quitan las ganas.

El libro habla también de Lutero y de ecumenismo. Empecé a estudiar teología por él. Cogí un libraco enorme del que no recuerdo el nombre y me quedé atrapada. Intentaré conseguir el libro sobre el Islam, es la teología que ahora es imprescindible conocer, estudié el Corán pero seguro que su análisis me gusta más.

Cuando se habla de ecumenismo no se suele incluir el judaísmo, el Islam o el budismo, se refiere a la iglesia protestante y a la ortodoxa pero casi sería más fácil un acercamiento a esas otras religiones que a estas porque lo que nos separa es tan sútil, tan poco concreto, tan de interpretación.

Según el libro la Iglesia católica basa la verdad en la Iglesia, la protestante en la Escritura y la ortodoxa en los concilios ecuménicos. Vamos que no se trata de graves cuestiones pero quizás por eso es tan difícil limar asperezas.

Comentarios

Teillu ha dicho que…
Toda Iglesia basa su doctrina en un concepto: el Miedo.

Dios es omnipotente y eterno. ¿Podría suicidarse? Si pudiera, no sería eterno. Si no pudiera, no sería omnipotente. Ergo "nuestro" Dios nos miente. Y no se puede creer en una mentira.

Digo yo, q soy ateo hasta en el nombre...

Un besito!
Virginia ha dicho que…
O sea que ¿tú no tienes miedo? ¡Qué suerte!
Teillu ha dicho que…
Claro que tengo miedo. Todos tenemos miedos.

Pero no hacemos uso partidista de ello.

No somos terroristas.
Virginia ha dicho que…
¿Y yo sí lo soy? Es un poco fuerte, yo creo que las ideas son buenas, que los que fundan tienen buenas intenciones y que el resto las distorsionan. Aunque de buenas intenciones está empedrado el cielo.

Entradas populares de este blog

Viajes

Antiguos ciberamigos

El viernes a Barcelona