MI DESCRIPCIÓN

Soy un desastre en muchas cosas, por ejemplo en las tareas domésticas, me paso el día sentada en el ordenador jugando, escribiendo, perdiendo el tiempo y la casa se cae de suciedad y de desorden y no hago nada, hasta María me regaña por no ayudarla. Tampoco soy capaz de acabar una carrera, no me concentro en algo mucho tiempo, me disperso. Soy vaga y mucho. No sé mantener conversaciones intrascendentes, no sé poner una sonrisa si pienso que eres mala persona, no soy diplomática.

Tengo muy mal sentido del espacio, me doy con las puertas, me considero a mí misma un punto y no lo soy, estoy muy gorda pero yo no me veo así, me veo solo como una mente andante. Tiro las cosas al pasar, me tropiezo con casi todo. Voy leyendo andando por la calle y me voy dando traspiés, pero no me importa. Tengo una amiga que cuando entro en su casa empieza a retirar los jarrones y las cosas frágiles, le da lo mismo porque entonces me cargo las lámparas. Cuando salgo de viaje le compro un jarrón para ir reponiendo los que le rompo.
Con el coche me pasa lo mismo, lo llevo siempre lleno de chichones porque siempre digo, paso, seguro que me cabe y no, no me cabe.

Físicamente no me cuido nada, soy muy muy limpia, me ducho a diario incluso más de una vez al día, pero como todo lo que quiero y no me importa engordar, no me compro ropa bonita, no me depilo, no voy a la peluquería, no uso sujetador, no me pongo zapatos, solo uso deportivas, no me gustan las joyas, no llevo ni reloj. Parezco una inmigrante pobre, tengo un poncho que cuando me lo pongo me miran como si fuera peruana o algo así. No es que me deje engordar, siempre estuve delgadísima porque estaba enferma, soy celiaca, no puedo comer harinas pero no lo descubrieron hasta que no tenía 18 años. Yo asocio la delgadez con estar enfermo. Desde que como lo que debo no paro de engordar, pero no tengo anemia y me siento mucho mejor.
Soy tremendamente cómoda y práctica, me va bien, pero sé que no luzco. No cuido mi imagen y aún así ligo mucho, en cuanto hablo con alguien se queda atrapado. Lo importante está dentro, no fuera. Me peleo con mis amigas porque dicen que uso camisetas de la conferencia episcopal, no es verdad, son de Avellanes, largas, sin escote, cómodas. Voy vestida siempre para poder sentarme en la calle sin que me tire de los pelos por si me ensucio y además estar cómoda en el suelo, por lo tanto con pantalones.

Tengo una voz que enamora, estuve en la radio un tiempo, pero como subo mucho el volumen para imponerme en las conversaciones y molesta, debe ser demasiado aguda.

A la gente le gusta mi sonrisa, me río mucho y sonoramente, se nota mucho donde estoy, se me oye.

Me gusta mucho cantar, empecé piano pero sólo hice un año. Tengo una gran potencia, sin gritar, soy capaz de cantar muy alto de volumen, no de tono. He hecho varios cursos de voz, sé lo que se debería hacer para cuidarla aunque no lo practico. Fumo como un carretero y eso es lo peor que hay pero tampoco voy a comer de eso.

Comentarios

Teillu ha dicho que…
"Yo asocio la delgadez con estar enfermo."

Mis tías abuelas siempre dijeron que era un mozo muy sanote...

O se equivocan ellas, o te quivocas tu...

:)

Bechitos!!!
Virginia ha dicho que…
Pues me equivocaré yo, vete a saber. No ha sido para tanto tu comment, te tenía mucho más miedo.
Susana ha dicho que…
Llevo un buen rato leyendo post tuyos que tenía atrasados :-)) Paro aquí porque ya tengo que irme a trabajar. Me gustaría dejarte un comentario en cada post, pero entonces no acabaría nunca porque me enrollo como las persianas.

Me han gustado mucho todos estos post dónde hablas de ti, realmente son muy entretenidos y así, te conozco un poco más.

Un beso muy fuerte
Virginia ha dicho que…
Muchas gracias Su, sé que tú me sigues como yo a ti. Me siento muy halagada de que te gusten mis posts porque ya sabes lo muchísimo que a mí me gustan los tuyos. Mil besos cielo.
Luzaura ha dicho que…
Hola virginia, a mi me pareces una tia genial porque eres transparente y te muestras tal y como eres, eso dice mucho de una persona. Todos tenemos defectillos, no hay nadie perfecto pero todas esas cosillas nos hacen únicos. Un beso guapa.
Virginia ha dicho que…
Luzaura si yo me gusto mucho, por eso me muestro como soy, no tengo nada que esconder, tengo la autoestima altísima pero eso no significa que me engañe y no reconozca lo que hago.

Entradas populares de este blog

Viajes

El viernes a Barcelona

Antiguos ciberamigos