UN DIA PERFECTO

Salvo que no he estudiado, claro. Lo demás maravilloso. Mi madre ha venido y ha hecho albondigas para tres días. He ido a la piscina, he hablado con una amiga, me lo he pasado muy bien. Me ha llamado gente que quería que me llamara. Espero que mañana se repita y me sienta igual de bien a la hora de irme a la cama.

No ha hecho mucho calor, quizás por eso he estado más animada y me ha apetecido hacer cosas que nunca hago. He nadado, y hacía años que no lo hacía. He disfrutado tirada en el cesped perfecto que acaban de plantar. La vida es maravillosa y merece la pena vivirla.

Comentarios

monocamy ha dicho que…
Nadar... infinitivo del verbo "no hacer nada" :D Es broma. Pero me recuerda a una ocasión en la que, mi compañero de piso y yo (hace años) fuimos a nadar a la piscina municipal que estaba cerca de casa. En cada calle hay que ir nadando por la derecha, para no molestar a nadie. El caso es que una señora iba nadando de espaldas y se desvió, sin darse cuenta, hasta escorarse a la izquierda... chocando contra mi compañero, que iba nadando a croll. ¿¿Pues todavía no va y se indigna la señora?? juassss. Se pone de pie y le dice, a mi compañero: "a ver si miras por donde vas". juasjuas xD

Pues mi compañero va y le replica: "señora... aquí se viene a nadar, no a FLOTAR" jAAAAAAAAAAAAA (no sé si es del todo ortodoxo reconocerlo... pero estuve riéndome 20 minutos xDDDD).

:*****
Virginia ha dicho que…
Si es que sois unos macarras de cuidado. Una vez participé en una competición de natación en un campamento. Y como no había calles me cruzé con todos los que participaban y acabé en el otro lado de la piscina pero no en vertical sino en horizontal. Por supuesto perdí, pero nadé como si me fuera la vida en ello.

Entradas populares de este blog

Viajes

Antiguos ciberamigos

El viernes a Barcelona