MAXIMO PRADERA

Se acabó ir de frente, mostrarme como realmente soy, sincero y tranquilo. En este puto país, la sinceridad no vale de mucho, o al menos, eso parece. Ahora hay que ser chulo, macarra y estar cachondo para que te digan "hola".

Comentarios

Entradas populares de este blog

DE VEZ EN CUANDO LA VIDA TOMA CONMIGO CAFÉ

SI DICEN QUE DIZAN MIENTRAS QUE NO HAZAN

ESTOY TAN EXCITADA QUE NO PUEDO DORMIR