A TI

¿Qué quiero de ti? Quiero divertirme. Recuerdo ratos tan buenos, en la cama o en la playa, en un bar o en una disco. El que más me gusta y en el que más me regodeo es en un puente. Ese momento en el puente me llenó, me hizo sentirme especial.

Luego vinieron los malos modos, los emails absurdos, las posturas paternalistas. Me dije tantas pero tantas veces que no estaba enamorada de ti que me lo creí. Un día intentando explicarle a una amiga por qué estaba así por ti, dije porque le quiero y me liberé.

Si estas enamorada tienes disculpa. Si no no. Creo que no estaba enamorada, pero era la mejor excusa. La mejor excusa para poder vivir. Para sentir esta emoción, la que sólo siento pensando en volver a verte.

Me dices que quieres mi amistad, que necesitas mi consejo. No lo entiendo muy bien, la verdad. Tienes muchos y buenos amigos. Esta fama de sensata no sé de dónde ha salido porque no me la merezco. Y si no mira, soy la que peor ejemplo da.

Yo quiero de ti diversión, es curioso, eso es lo que se suponía que querías tú. Dijiste ahora que me he divorciado quiero divertirme unos años y después, buscar alguien para casarme y tener hijos.

Otras veces decías que las mujeres os empujábamos a los hombres a ser gays y me pregunto en este momento si ese es el consejo que quieres.

Creias que yo era muy lista, que sabía muchas cosas, creías que me reía de ti y no era verdad. Era risa nerviosa era por no saber como comportarme contigo, por intentar conquistarte cumpliendo las reglas del juego.

La regla más importante fue: No tienes que sufrir. Lo intenté y no lo conseguí. Yo cuando doy mi palabra la cumplo y por eso me dije mil veces que no me enamoraría porque pensé que así no sufriría. No pude. Soy débil. Me contradigo, como siempre, no sé qué siento por ti.

Comentarios

Susana ha dicho que…
Yo creo que si lo sabes... ;-)
monocamy ha dicho que…
Esa es la incertidumbre que añoran los poetas, bien sea por el hecho mismo de sentir, o por aprovechar la inspiración colateral para encumbrarse literariamente.

Esta cabecita es lo que tiene ¿eh? siempre rodando, rodando, rodando...

:D
Virginia ha dicho que…
Su no sé nada.

Toño ojalá esa inspiración me hiciera por lo menos una buena escritora, pero no, sólo me hace una mujer llena de dudas.

Entradas populares de este blog

Viajes

Antiguos ciberamigos

El viernes a Barcelona