ANGUSTIA

Vuelco aquí mi angustia, mi miedo a encerrarme en mí misma, a no salir, a no hablar, a no hacer nada. A perder el sentido. Solución: huida hacia adelante. Llenar la agenda de cine, de citas, de cosas que luego no haré. Me entra el vértigo al ver la agenda vacía en julio, en agosto, el miedo a la soledad. El fondo de agenda que no existe. Otro año más que no lo he llenado. Salir y entrar, ir y ver, volver, dar vueltas a la misma rueda sin fin. Pero ¿para qué? No he logrado mis objetivos, o al revés, los he logrado todos y no me quedan nuevos.

Comentarios

Mikel Tripulante ha dicho que…
Me encanta el "felling" de cada escrito (post) que haces, algunos totalmente felices, otros totalmente angustiosos pero siempre con la mira puesta en: "el futuro aguarda y tiene que ser mejor"...

Y así es, y así será siempre y cuando tu lo quieras..., yo aquí estoy, a mis 27 años sufriendo de las mismas angustias y de las mismas gloriosas sonrisas...

Te leo, me leen, me acuerdo, me ahuyento, me quedo, me irrito, me olvido..., como quisiera tener tiempo para escribir como antes y soñar con literatura todo el día..., pero pienso, también: ya habrá mejor momento...

Un beso Virginia y arriba esos ánimos, que no hay barreras insuperables...

:)
Virginia ha dicho que…
Jo Mikel es que no es lo mismo 27 que 42 no sólo por los números sino por la cantidad de cosas malas que ya has superado, por la falta de entusiasmo, por las cosas que ya has hecho. Ya he criado a mi hija, ya he hecho casi todo lo importante y me pregunto muchas veces ¿qué me queda ahora?
Mikel Tripulante ha dicho que…
Pues bueno, creo que tienes razón, creo que sería prudente comenzar a visualizar las cosas de la vida en base a esos principios, por las cosas ya hechas, buenas o malas, por la cantidad de sucesos y por el numero de victorias o derrotas conseguidas...

Y sabes, me he preguntado lo mismo: Qué me queda ahora???

Tal vez te parezca tonto o pretencioso de mi parte pero, creo que he vivido bastante o, demasiado para mi edad..., considero que he vivido una vida extraordinaria y del todo también creo que no la he disfrutado... Tal vez siento que mi cúspide fue alcanzada a los 22 (no hay explicaciones para esto, es simplemente un sentimiento), pero trato de ver el futuro con optimismo y, si posiblemente no haya muchas cosas interesantes que vivir o que pasar (porque lo que nos queda ahora es un tanto hasta aburrido), siempre estará latiendo le emoción de intentar crear algo, inventar algo, domesticar una idea y convertirla en algo grandioso..., y llegar al final del día y con satisfacción decirte a ti mismo: ""Yo he hecho esto o aquello, yo lo he creado""...

Pues de momento es lo que siento, me pasan por la cabeza mil ideas, tal vez sea la corta edad, tal vez sea un instantáneo parpadeo de lucidez creativa..., pero como dijera Gustavo Cerati: "Ahí vamos"...

:) De nuevo saludos...
Virginia ha dicho que…
Jo, son más interesantes tus comentarios que mis posts, me dejas fatal, jajaja. No sabes cuanto te agradezco tus palabras. Que me cuentes esas cosas. Me da la impresión de que no los escribes a toda prisa como yo, que siempre lo hago entre una cosa y otra. Nunca me tomo tiempo para nada, todo es deprisa y corriendo. Quizás si me parara disfrutaría más, pero cuando me quedo en casa no me da por escribir, me da por tirarme en el sofá y ver pelis.

Solo cuando tengo mucho que hacer me pongo a escribir, entre una cosa y otra. Sin tiempo de reflexionar, dejando las cosas sin terminar. Me gustaría encontrar las palabras justas como veo que son las tuyas, a lo mejor no las tengo por mucho que las busque. Sí te quedan muchas cosas por hacer, no puede ser que a los 27 hayas hecho tanto, visto desde ti me da vergüenza haberte dicho eso, lo siento, a todos nos queda mucho por hacer.

Un besazo

Entradas populares de este blog

Viajes

El viernes a Barcelona

Antiguos ciberamigos