LIBERACIÓN

Desde el lunes sentía una opresión que no podía con ella, por fin me he liberado, me siento otra vez bien. Ha ido creciendo la angustia en mi interior, yo la he ido cultivando. Hoy hablando con una amiga me lo ha dicho. Tienes que hablar las cosas clarito, eso he hecho. Incluso ha habido un momento de duda, me han abierto una posible puerta, pero no me he dejado seducir, he dicho que no, asertividad. Y otra vez estoy bien.

Mis miedos crecen y yo los hago aumentar, los deformo, son peores en mi mente de lo que luego es la realidad. Odio los enfrentamientos, y así me va. Creo que voy a hacer daño y por evitarlo al final haces más. Nos pasa a todos. No podemos decir la verdad y por eso nos enredamos, las cosas claras, el chocolate caliente y todo aclarado. Siempre duele menos que lo que nos imaginamos.

Comentarios

Steloide ha dicho que…
Pero que difícil es!!! ¡Enhorabuena!
Virginia ha dicho que…
Sí es difícil pero para mí lo otro también lo es, porque me causa tal cantidad de dilemas que es peor.

Entradas populares de este blog

Viajes

Antiguos ciberamigos

El viernes a Barcelona