CORREO ELECTRÓNICO

Creo que todo el mundo tiene a alguien que le manda chorraditas por internet, si no lo tiene debería tenerlo. Es el amigo que se dedica a reenviarte todo lo que le llega. Los chistes, lo que circula. Durante un tiempo yo fui esa persona, mandaba a mi lista de distribución que además se llamaba así: chorradas, lo que me iba llegando.

Luego empecé a ser más selectiva y a mandarlo sólo a tres o dos. Ahora tiene que ser muy bueno y sólo se lo mando a María y a un par de amigos.

¿Por qué? Porque tiene un peligro, que si mandas un montón de correos todos los días no te harán caso el día que necesites que te lean de verdad. Tus correos siempre serán los últimos que se leerán, ya saben que son chorradas.

Como contrapartida mi correo se ha vuelto muy serio. A veces terriblemente serio.

En otras listas me han pasado cosas parecidas pero no por enviar chorradas, sino por enviar muchos correos serios cuando nadie enviaba nada. De pronto dejé de enviar cosas y la lista se animó. Al parecer estaba colapsando el correo y no dejaba que los demás escribieran, los pobres tenían que leerse esos muertos que yo les mandaba.

A mí me gusta que me llegue mucha información y yo la organizo, si no me interesa la borro, me llegan muchos boletines, algunos los leo muy deprisa, otros me tomo mi tiempo. Pero sé que mucha gente no dedica tanto tiempo como yo y les abruma tanta información.

Comentarios

Steloide ha dicho que…
A mí me pasa un poco igual, pero yo nunca he enviado indiscriminadamente, soy más de recibir, lo leo todo, y no selecciono en función del remitente sino del asunto del mensaje.
Para organizar la información tengo cienmil filtros, unos automáticos y otros manuales, y varias carpetas.
Mis correos, los que yo mando, son selectos, o muy cachondos, o muy importantes, al menos para mí, si te pregunto cómo estás es porque me interesa de verdad, si te pido algo es que realmente lo necesito.
Por éso algunos de mis amigos se acojonan cuando ven mi nombre en el correo... Gajes del oficio ¿no?
Virginia ha dicho que…
jajajja, ¿te tienen miedo tus amigos? Los mios no, los mios estaban hartos de recibir los mios y decidí parar, ahora no los machaco, como mucho a María, a esa sí que la tengo el correo siempre lleno. Pero porque pienso mucho en ella.

Entradas populares de este blog

Viajes

El viernes a Barcelona

Antiguos ciberamigos