SIN PALABRAS

Comentarios

Mikel Tripulante ha dicho que…
:( jooooo... No hay buenas expectativas con esta viñeta por lo que veo...

Jeje... Mi ilusión de momento es tomarme una coca cola, leer tu blog, leer otros blogs, escribir en mi blog y preparar mi nuevo proyecto de blog personal, terminar 2 proyectos pendientes, grabar más música, preparar 6 pistas musicales porque me invitaron a tocar en mayo en San Diego..., scanear unas fotos que tengo pendientes y..., bueno, en realidad no es mucho ni suficiente pero me agradan los días ocupados, son mejores para no pensar tanto en la desilución...

Curiosamente Virginia, comencé mi aburrimiento y mi hastío por las trivialidades cuando (no sé si afortunadamente o desafortunadamente) leí dos libros importantes en mi vida: "El lobo estepario de Hermann Hesse, y Más allá del bien y el mal de Friedrich Nietzsche...", esto cuando tenia 14 y 16 años... Después llegaron mis 17 y mi vida se volcó en un indiferente sumido de emociones, cunado leí: "On the road, de Jack Kerouac", no soy una persona facil de influenciar, pero esos libros (entre muchos otros) marcaron mi existencia para siempre...

No sé a que vino este comentario..., ahhhh sí, a la viñeta de la ilusión..., me desvié un poco, creo... Bueno, algo dije, aunque no sé exactamente que...

Saludos Virginia...
De este vagabundo del dharma...
Virginia ha dicho que…
No he leído ninguno de los tres, me los voy a apuntar, aunque si desilusionan no sé si atreverme. A mí el que más desilusión me ha producido es "El señor de las moscas". Me pasé mucho tiempo tratando de encontrarle el fallo para no admitir que realmente eso pudiera suceder.

Me cuesta mucho aceptar la maldad, el otro día Lolo en la conferencia nos dijo eso que hay que aceptar que existe la maldad pero que para aceptarla hay que ser malo. Será por eso que yo nunca lo he conseguido y siempre he preferido pensar en la enfermedad mental o en las circunstancias porque creer en que la maldad existe me hace mucho daño.

Entradas populares de este blog

Viajes

El viernes a Barcelona

Antiguos ciberamigos