ENCUENTROS

No le veo nunca, pueden pasar años. Pues oye, llevamos una semana que todos los días. Todos los días me encuentro con mi ex. Con mi ex-marido. Con mi marido. ¿Cómo le llamo?

El primer día fue de risa, al ir a darnos un beso rebotamos, entre su tripa y la mia, estamos los dos tan gordos, jajaja.

Hoy ha sido un poco raro cuando se ha acercado una mujer que nos conoce a los dos por separado y que no nos había visto nunca juntos, parecía como si quisiera saber de qué nos conocíamos. Yo pensaba ¿y sí pregunta?

Durante muchos años como ni siquiera nos habíamos separado legalmente cuando le llamaba al trabajo y me preguntaban quien era decía que era su mujer. No por fastidiar, porque era la verdad. Pero ahora ¿cómo me presentaría?

Después de tantos años cuando nos encontramos hablamos de las clases de inglés, tiene narices, él por su lado y yo por el mío estamos los dos en clases de inglés, lo raro es que no nos encontremos más, trabajamos los dos en la Universidad, vivimos en la misma ciudad, y encima vamos a clase con la misma profesora.

Él es más feliz que yo.

Comentarios

Steloide ha dicho que…
Puede que ahora no te sientas feliz, y entonces todos te lo parecen más, pero apuesto mi reino a que tu eres cien veces más interesante; como tu dices, no por fastidiar, porque es la verdad.
Virginia ha dicho que…
Muchas gracias Steloide, la sonrisa de mi cara no se paga con nada. Lo malo de ser interesante es que lo demás no se den cuenta de ello, si solo miran el exterior ven lo que ven, una gordita enfurruñada.
Steloide ha dicho que…
¡Coño! que los gordis también tenemos nuestra mala leche ¡ya está bien de "gordito simpático"! ¿o no?
;-)
Virginia ha dicho que…
Pues sí, ya está bien. Me impondré, diré que yo también tengo derecho a no ser simpática.
Steloide ha dicho que…
Pero no te saldrá lo de no ser simpática ¡ya verás!
Virginia ha dicho que…
Huy que no, últimamente me sale la rama borde de bien, jajajaja. Me asusto a mí misma.
Susana ha dicho que…
¿Y por qué sabes que es más feliz que tu? :-p
Virginia ha dicho que…
Se le nota en la cara, en cómo se relaciona con sus compañeros de trabajo, en la curva de la felicidad. Otras veces he sido más feliz yo, son etapas en la vida, pero en esta etapa él es más feliz, te lo aseguro.
Mikel Tripulante ha dicho que…
El escrito (post), ha sido carismático y me he imaginado la situaciones..., curiosamente ese final: ""El es más feliz que yo""...

Sabes, me sonó bastante parecido o, mejor dicho, me hizo sentir exactamente igual que cuando veo una peli del director ""Wes Anderson"", ese loco cineasta que ha hecho dos de mis pelis favoritas: ""the royal Tenenbaums y the life aquatic with Steve Zissou""...

Es muy curioso sabes, pero esas pelis me producen exactamente lo mismo que me produjo tu escrito, con la singularidad de que una peli dura una hora y media y tu escrito duró menos de un minuto...

Animo Virginia, arriba esa fortaleza, nada de sentirnos tristes o acusar a gente de ser más feliz que otra..., al final recuerda que cada quien carga sus propias culpas y aunque el peso sea demasiado ahí vamos...

Perdón si me extendí demasiado en mi comentario... :(

Saludos...
Enrique Sabaté ha dicho que…
Cuánto has escrito conciudadana.
te dejo un saludo.
Virginia ha dicho que…
Mikel no hay nada que perdonar tenías que ver la extensión de mis comentarios en otros blogs, escribo más que en el mío. Gracias por tus ánimos. Subiré la cuesta, no sufras.

Enrique lo siento, a veces me lio y no paro de escribir, otras me quedo seca, soy así, imprevisible.

Entradas populares de este blog

Viajes

El viernes a Barcelona

Antiguos ciberamigos