LOLO RICO

En mi huida hacia delante, ayer me fui a una conferencia de ella, sí, es ella, aunque parezca por su nombre que es él. Para quien no la conozca puede consultar aquí. Me gustó muchísimo lo que dijo. Me regodeé porque estábamos conectadas espiritual y mentalmente por su búsqueda de la verdad, por su amor por los libros y el cine. Por su izquierdismo. Porque nos contó cuentos como los contaban las abuelas, porque habló de Berlín y aunque yo nunca he estado allí me transporté con ella y paseé por sus calles.

Tuvo un pero, claro, no iba a ser perfecta la tarde, el público, eramos muy pocos, y muy participativos, yo no dije ni media, pero el resto sí, se liaron con la fe, que no sé a cuánto de qué salió, y luego uno, que ya le conocía yo de otras charlas, nos explicó su experiencia el 11 de marzo de forma muy prolija, se explayó a gusto y no venía a cuento. Muy pesado, el chico este es muy pesado. Pero bueno, mereció la pena oir a Lolo. Está muy mayor, tendré ya pocas oportunidades de hacerlo.

Comentarios

Enrique Sabaté ha dicho que…
lolo Rico es un portento de mujer, la escuché hablar una vez que vino a presentar un libro en Diógenes.
Tú escribe todo lo que te apetezca y sobre todo no dejes que decaiga tu ánimo.

salud.
Virginia ha dicho que…
Sí, es encantadora, me gustó muchísimo, pena que ya esté tan mayor.

Entradas populares de este blog

Viajes

Antiguos ciberamigos

El viernes a Barcelona