BIBLIOTECA

Cuando he ido a renovar un libro y sacar otro he visto que había un taller para fomentar la lectura en los más pequeños. Era para padres y a estas horas pues no tenía mucha gente. De 11 a 13 ¿quién puede ir a la Biblioteca? Mientras escogía libro les escuchaba, como leer a los niños en la cama, quién debe hacerlo a qué hora. En el libro de Marina también hablaban de eso. Lo recuerdo como muy aburrido, ya estabas muy cansada, querías quedarte tirada en el sofá un rato pero había que leerle a la niña. O contarle cuentos pero siempre con las mismas palabras y yo no era capaz de recordarlos. La hora de irse a la cama siempre fue un sufrimiento, ella lo llevaba mal, yo peor. Aunque por fin decidí relajarme no puedo evitar decírselo, veo que luego se queda dormida y que no va a clase, me sale la madre y la digo vete a dormir, pero no me hace caso. Encima se pone peleona y yo a esas horas no tengo ganas de discutir. Cuenta mi madre que yo era una niña muy buena que se iba a la cama pronto, sigo siéndolo, ayer a las diez y muy poco me acosté, intenté leer algo pero me cansé enseguida y me he levantado a las 8, soy una dormilona, porque tampoco había hecho ayer nada para dormir diez horas. Hoy me siento estupendamente, cuando has descansado el día te sale mejor.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Viajes

El viernes a Barcelona

Antiguos ciberamigos