MARIHUANA

Alguna vez doy una calada pero no me hace nada, creo que es porque no me trago el humo. No sé es malo o no, sé que a algunas amigas mías se les nota, hablan más lento, estén fumadas o no, por la acumulación, parecen más lentas de reflejos, es algo que tú notas. No sé dónde comprar, nunca lo he sabido, he tenido siempre tal pinta de niña buena que no me han ofrecido venderme nunca.

Una vez llevé a la niña y una de mis primas más o menos de su edad a un concierto de S-kap en las fiestas del PCE y nos ofrecieron un pastel hecho con maría, le tuve que decir muchas veces que no queríamos. Sé que mi hija hubiera comido de él si yo no estoy sin saber lo que era, porque era una cria. Y yo desde luego no quería que lo hiciera.

Me da más miedo el alcohol, está bastante más disponible y sí que sé los efectos que tiene, son pavorosos. Defender una cosa con la otra no sé si está bien, nos igualamos por abajo o por arriba.

Tengo que darme a las drogas.

Comentarios

Steloide ha dicho que…
Lo de "tengo que darme a las drogas" es una frase más o menos habitual pero... ern fin! estoy de acuerdo contigo, me da más miedo el alcohol, el tabaco también.
Virginia ha dicho que…
Sé que no soy original, pero lo digo en serio, no desconecto nunca y así no se puede ir por la vida. A mí el tabaco no me da miedo me tiene enganchadísima.

Entradas populares de este blog

Viajes

Antiguos ciberamigos

El viernes a Barcelona