JUGANDO

Somos muy viciosas en mi casa, nos encanta jugar, desde que descubrimos el uno no paramos. Teníamos un problema con el tute: que nadie quería jugar con mi hermana. Al uno se juega individualmente y no tenemos que hacer parejas.
Mi madre no quiere aprender a jugar al Mus, que es el que más nos gusta a las demás, nos tenemos que aguantar.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Viajes

Antiguos ciberamigos

El viernes a Barcelona