CUANDO ERA UNA NIÑA

El amor era montar en bicicleta e irnos al río, recibir cartas desde el internado, vernos los fines de semana en su tienda. Sus padres montaron un autoservicio cerca de mi casa, eran muy buenas personas, me vendían los bocadillos y me los llevaba al instituto.

El internado era solo de chicos, estaba en Siguenza, me contaba cosas de crios, perdí todas sus cartas. En una me pedía que escribiera todos los números del uno al cien para que un profesor me hiciera un análisis de mi escritura y yo me copié los cien números.

Mi hermana y yo solo teníamso una bici y como ellos eran dos hermanos nos turnábamos con ella. Cuando me tocaba a mí me iba con el mayor, cuando le tocaba a ella se iba con el pequeño. No nos besábamos ni nos decíamos tonterías, solo montábamos en bici y charlábamos.

Sus padres vendieron el negocio y desaparecieron.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Viajes

Antiguos ciberamigos

El viernes a Barcelona