LOS DETECTIVES

Mi primer novio estaba como una puta cabra. Pero mal, mal. Yo siempre le andaba dejando pero él insistía e insistía y si me aburría pues volvía con él un tiempo. Un verano le dejé, me tenía harta. Me pasé todo el verano de pueblos, de fiesta en fiesta con mis amigas. Aquel verano empecé a fumar. Cogíamos el coche y acabábamos en Guadalajara cuando menos, en Torres, en Pezuela, incluso alguna vez en Madrid.
Después del verano volví a verle y me contó que me había puesto una agencia de detectives detrás. No me lo creí. Me lo demostró, me trajo el informe, con las fotos. Cuando se lo conté a mis amigas nos reíamos un montón. Ninguna nos dimos cuenta de nada.
Curiosamente creo que aquel verano no le fui infiel, por lo menos no lo recuerdo.

Comentarios

monocamy ha dicho que…
Bueno, pero ¿te aseguraste de que yo tampoco salgo en ninguna? aunque sea en el fondo o en una esquina, haciendo fechorías ajenas.... Es que yo para estas cositas tengo una suerte.. je...

xD
Virginia ha dicho que…
No sales, serías un niño entonces, tranquilo. Aunque a saber tú de niño qué harías, jajajaj.

Entradas populares de este blog

Viajes

El viernes a Barcelona

Antiguos ciberamigos