EL PUEBLO DE MI AMIGA


Yo no soy de pueblo, solo he vivido en Barcelona, Madrid y ahora en Alcalá. Por eso tengo una imagen ideal del pueblo, no lo veo como algo real, la falta de experiencia es lo que tiene. Hace años una amiga me invitó a ir a las fiestas de su pueblo, me lo pasé divinamente. Dormimos juntas, nos acostamos a las mil, estuvimos con los amigos por la calle, aunque llovía, en el pilón, en el cementerio. Me lo pasé genial. Eso hizo que aún me gustaran más. Cuando me casé él era más de pueblo que las bellotas: "chate juera parroquiana de la linde que me pisas los pepinos" le encantaba decir.
Empecé a conocer de verdad los pueblos, los de Guadalajara nada más. El que más me sigue gustando es el de mi amiga, muchos años me invita a ir a comer en el campo con toda la familia o cuando hacen algo especial. Me da envidia su pueblo, su familia, una familia tan grande. Lo veo desde fuera, a mí no me afecta, así es más fácil claro.


Si tuviera que vivir siempre en uno no sé cómo lo llevaría pero imagino que mal. Ya Alcalá me parece pequeño. Hace años estuvimos a punto de comprar una casa en uno pero estaba el sótano completamente inundado, por eso era tan barata, no nos metimos en aquel lío. Ahora mi ex se ha hecho una en el pueblo de su madre pero no creo que me invite, jajaja.

Comentarios

monocamy ha dicho que…
Me gustaba mucho ir al pueblo de mi madre o al de mi padre, cuando era pequeño. Cuando era pequeño yo, claro. Los pueblos siempre eran pequeños...

Me encantaban las casitas minúsculas y el olor a madera que respiraba cuando nos quedábamos a dormir, alguna noche. Y el aroma del rocío, al despertar, cuando salía al banconcillo y tiritaba con el aire fresco y purísimo. Era un auténtico paréntesis o kit kat.

Pero nunca duró mucho. Soy urbanita profundo :D Unos días, sí. Más, no.
Virginia ha dicho que…
Por lo menos lo probaste, yo como no lo hice sigo pensando que es maravilloso y no le veo las pegas.
abril ha dicho que…
Tiene sus pegas como lo tiene vivir en una ciudad, pero yo si pudiera me iba a vivir al mio, me encanta y cada vez que puedo, que no es mucho, me escapo y vengo a la ciudad como renovada, para mi es una especie de spa.
Mil besos.
Virginia ha dicho que…
Hola abril, yo pensaba que los de pueblo lo rechazaban, los que yo he conocido al menos, no tienen esa visión idílica, han conseguido escapar de allí y no quieren volver.

Pegas tiene todo, el campo la ciudad y las urbanizaciones inhumanas que nos montamos. Yo soy cosmopolita y me gustaría que no me conociera nadie, no cruzarme con nadie conocido.

Entradas populares de este blog

Viajes

Antiguos ciberamigos

El viernes a Barcelona