HEROINA

En casa de mis padres, cuando ellos no estaban, claro. Nos juntamos unos cuantos, yo me fui a la consulta con uno que me traía loca, aunque tenía novia. Empezamos a magrearnos, de pronto me dijo, tengo heroína y allí había de todo, jeringuillas, alcohol, algodón. Los otros nos oyeron y todos se pusieron alrededor, todos querían, pero solo era una dosis. El otro dijo que no había para todos y mejor para no discutir para nadie. Gracias a Dios. Estaba tan loca que la hubiera probado.

Comentarios

monocamy ha dicho que…
No. No estabas tan loca que la hubieras probado. Estabas tan loca que la HABRÍAS probado. Pequeño matiz...

toma toma!

:PPPPPPPP

P.D.
me alegro ;)
Virginia ha dicho que…
Pero no lo hice.

Entradas populares de este blog

Viajes

Antiguos ciberamigos

El viernes a Barcelona