EL PUENTE


Subida en el puente sobre la vía del tren. Este era el panorama, la estación de la Universidad. Menudas vistas. Con mi regalo en la mano. Era el día de los enamorados del 84. Yo le había comprado una pluma al chico de mis sueños y él no había querido cogerla. Me subi al puente y tiré el regalo al vía. Pensé en lo terrible que era la vida, pero no en tirarme, eso no pasó nunca por mi cabeza.
Era un gil, decía que no me quería por mi tipo, que si hubiera sido una modelo entonces hubiera tenido alguna oportunidad. Sé que más perdió él que yo. Pero lo que no puedes conseguir sigue vivo en tu memoria.
Encima tenía que aguantar el cachondeito de toda la clase, todos se enteraron y ponían corazones atravesados con nuestros motes Grillo y Macana en los posters para donar sangre.
No sé si le quería o no pero cuando ya tenía a la niña y había aprobado la oposición de la Universidad una vez le llamé y le dije que si podíamos vernos, me dijo que se iba de Madrid a trabajar fuera, que era su último día y tenía mucho que recoger y no podía. No he vuelto a verle.

Comentarios

fanshawe ha dicho que…
¿Por qué le llamaste?
Susana ha dicho que…
La primera pregunta era la de Fanshawe.. Y en segundo lugar, mejor. Mejor que no hubiese podido quedar porque un tío tan rematadamente gilipollas como para decirle a una mujer "si fuese modelo quizás..." no se merece que pasemos nuestro tiempo con ellos Virginia.
Virginia ha dicho que…
Y yo qué sé por qué le llamé por lo que dije antes porque como no le pude conseguir se quedó ahí para siempre. A otros los olvidé rápidamente. No lo sé. Porque soy un poco gil yo también.

Ya lo sé Susana que no merecía la pena, él mismo se daba cuenta de lo estúpida que era su manera de actuar.

Entradas populares de este blog

Viajes

Antiguos ciberamigos

El viernes a Barcelona