MENUDA COMILONA

Despedida de dos chicas del departamento, las más alegres y las más jóvenes. Una pena que se vayan. Hemos ido al casino y no hemos salido de allí hasta las 7, nos hemos reído mucho. Hablando de chichis descolgados a grito pelado en el sitio más chic de Alcalá. Luego hemos tomado una copita en otro lado y como insistían en lo del alcohol me he tomado un Daikiri. Pensé que ibamos a seguir toda la noche, pero a las 9 se han largado todas, si no no hubiera bebido. Como no me llevé el coche me arriesgué a beber, quería integrarme e iban todas muy contentas. Y no pasa nada, después de haberme puesto morada de aperitivos, berenjenas rellenas de gambas y rape y un entrecot, más el flan. Todavía no tengo hambre ni creo que la vuelva a tener en una semana.

Supongo que por haber comido tanto no estoy ni mareada. La pierna no me ha molestado mucho y hubiera seguido, pero es lo malo de empezar comiendo, a ver si la próxima vez los convenzo para ir a cenar.

Hemos sido 18, hay muy buen ambiente, aunque me está costando mucho integrarme. Con las jóvenes por demasiado jóvenes y con las viejas por muy mayores, con las de mi edad porque no acabamos de cuadrar.

Pero no voy a forzar las cosas, cuando tenga que llegar llegará.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Viajes

Antiguos ciberamigos

El viernes a Barcelona