¿QUÉ PASÓ?

Pues ala os voy a contar lo que he descubierto sobre el tema. No paso nada, no se sabe. No sabemos por qué pero María Magdalena desapareció en los libros de los apóstoles y en las cartas de San Pablo.

Eso me envuelve en un mar de dudas, porque quien sí existió fue Pablo, sus datos son correctísimos, lo de que fuera ciudadano romano, cuando pidió que le juzgaran como tal, su viaje a Roma para el juicio. Pablo es seguro que existió o por lo menos es el más fiable. Y no menciona a la Magdalena.

Los demás no sabemos exactamente quienes fueron, los que escribieron los evangelios son unos desconocidos, desde luego no fueron los apóstoles. O eran tremendamente longevos y de pronto aprendieron griego, pero un griego clásico buenísimo o no se entiende.

Vamos que no son de unos cazurros de pueblo y además los más antiguos están datados sobre el año 60 después de Cristo, con lo que se vivía en aquella época por promedio estaban todos muertos.

Algunos no habían estado en su vida en Israel, porque hay datos geográficos malísimos.

Total, que ya no sé qué creer. Todo se tambalea.

Con el tema de la Magdalena, me pregunto, ¿existió? Porque al quitarle veracidad a una cosa se queda así, el resto todo en el aire.

Podemos suponer lo que queramos pero eso no es serio. No hay datos. Estamos hablando de fantasmas, de representaciones, de historias míticas y por lo tanto no podemos basar en ellas nuestras creencias.

Y así estoy dando palos de ciego.

Comentarios

monocamy ha dicho que…
Hazme caso. Lee el Caballo de Troya. Con tiempo, tranquilamente.

;)
Virginia ha dicho que…
Que no me da tiempo Toño, que ahora estoy científica perdida y solo leo ciencia pura y dura.

Que el Benitez no me ofrece confianza, lo siento.

Entradas populares de este blog

Viajes

Antiguos ciberamigos

El viernes a Barcelona