MI PADRE

Ayer hacía la tira de años que no bebía mi padre, no estoy segura, esperar que echo la cuenta, 41-12=29. Ahora supongo que ya no es alcohólico. No sabe ni que fuma, ni cómo me llamo. No fui a verle. ¿Por qué tengo que acordarme de él el día del padre? Me acuerdo de él todos los días. Me llamó mi hermana para ir. Supongo que hoy sí que iremos.

Él dejó de beber el día del padre. La situación ya no podía ser peor. Nos habíamos venido de Barcelona a Madrid y cada vez teníamos menos dinero, acabamos viviendo los cuatro en una habitación interior sin derecho a cocina. En dos camas pequeñas, mis padres en una y nosotras en otra. Vivíamos con una vieja que había sido peluquera y era bastante desagradable. El día 18 mi padre cobró algo que le debían. Fue al bar de debajo de casa y pidió de beber, le dijeron que no, que ya llevaba bastante encima. Cogió el dinero y lo tiró, después se desplomó. La gente del barrio y del bar recogieron el dinero y a mi padre y lo subieron a casa. Mi madre le dió un ultimatum o dejas de beber o me voy a Barcelona con las niñas. Al día siguiente dejó de beber.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Viajes

El viernes a Barcelona

Antiguos ciberamigos